BAC

  • Conéctate...

Cuaresma

Date: febrero 15, 2016 Author: editor general Categories: BAC, ESO, General, Infantil, Pastoral, Primaria

¡Cambia! ¡Sé tu mejor tú!
Pregón de cuaresma 2016

Coge tu mochila, cálzate, sal a la calle y déjate hacer. Comienza la cuaresma.
Dispón todo lo necesario para que tu corazón esté abierto a la novedad, a examinarse, a la conversión profunda, a dejarse transformar por Dios. Comienza la cuaresma.
Es tiempo de ponernos a la escucha de lo que susurra el Espíritu de Dios, es tiempo de mirarnos en el espejo y descubrirnos aun con posibilidades de ser más nosotros mismos, más de Dios, más para los otros. Comienza la cuaresma.
Es tiempo de ayunar. Pero no porque toca sino porque Dios nos propone un ayuno que nos ayude a prepararnos para vivir con gozo la Pascua. Dios nos propone que no hagamos gastos superfluos y que compartamos los ahorros con los más pobres, que optemos por pasar necesidad antes de que la pase nuestro hermano, que ofrezcamos nuestro tiempo al que nos lo pida, que prefiramos servir a ser servidos, que tengamos hambre y sed de justicia, que nos comprometamos en la lucha contra toda marginación, que esperemos cada día una nueva humanidad. Que ayunando nos acerquemos cada vez más a la mejor versión de nosotros mismos. Comienza la cuaresma.
Es tiempo de abstenerse. Pero no porque toca sino porque para el tiempo de cuaresma es necesario vivirlo en camino, sin instalarse, sin retenerlo, sin lamento, ligeros de equipaje , con la esperanza siempre a flor de piel y la mirada fija en otro tiempo, la Pascua. Dios nos propone que no seamos esclavos del consumo, de la imagen, de las modas, del salir, ni de nada, que no dejemos que el móvil, el ordenador y el trabajo nos quiten tiempo para estar con los demás; que no utilicemos la violencia, incluso la verbal, como forma para resolver los problemas; que respetemos a todas las personas y les tratemos como verdaderos hermanos nuestros. Que nos alimentemos de la Palabra de Dios. Comienza la cuaresma.
Es tiempo de ceniza. Pero no porque toca sino porque necesitamos ser más humildes, más sencillos, vivir más desapropiados. La ceniza que Dios quiere es que no nos consideremos dueños de nada, sino humildes administradores; que no presumamos de nuestros talentos, sino que los pongamos al servicio de los demás; que no nos angustiemos y acobardemos, porque Dios está con nosotros; que apreciemos el valor de las cosas sencillas; que no temamos al dolor o a la muerte porque siempre es Pascua. Comienza la cuaresma.
Es tiempo para los hermanos. Pero no porque toca sino porque Dios nos quiere unidos, en familia, reconciliados, fraternos. La fraternidad que Dios quiere es la que hace a las personas felices, plenas, alegres. La fraternidad que Dios quiere ayuda, educa, sostiene, sugiere, apoya y posibilita. Multiplica para dividir y repartir. Suma siempre. Comienza la cuaresma.

Tags: ,

A %d blogueros les gusta esto: